0

Las víctimas del terrorismo, desafío para cirujanos y traumatólogos europeos

31 may 2017
16h26
  • separator
  • comentarios

Atender a víctimas de atentados terroristas se ha convertido en un gran desafío para los traumatólogos y cirujanos europeos, confrontados con consecuencias de una violencia que hasta ahora solo algunos conocían de conflictos bélicos.

Así lo han reconocido hoy varios expertos en la inauguración en Viena del XVIII Congreso de la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Ortopedia y Traumatología (EFORT, por sus siglas en inglés).

Si bien el tema oficial del foro, que reúne a unos 6.000 participantes, es "Actividades deportivas y la práctica ortopédica", los organizadores han añadido el de la respuesta a los ataques terroristas, informó la agencia austríaca APA.

"Debido a que nuestros colegas (...) se han visto confrontados en el último año a los efectos de una violencia inusitada, hemos decidido ocuparnos también del terrorismo y sus consecuencias para la cirugía traumatológica", explicó el presidente de EFORT, Jan Verhaar.

"En Europa no estamos bien preparados (ante el terrorismo) y tenemos que mejorar de forma clara nuestro conocimiento sobre muchas de las implicaciones que conlleva", indicó.

Verhaar advirtió de que los atentados pueden producirse también en pequeñas ciudades sin suficientes planes de contingencia.

"Hay diferencias inmanentes entre un atentado terrorista y un accidente masivo. Mientras que, por ejemplo, un choque en cadena en una autopista está claramente definido y tiene un punto final, nunca está claro cuándo realmente acaba un ataque terrorista y cuántos pacientes necesitarán atención médica", destacó.

Además, en los casos de personas accidentadas, los cirujanos ortopedas y traumatólogos se encuentran por regla general ante rupturas de huesos y la supervivencia del paciente depende de un orden correcto del tratamiento.

Pero son escasas las experiencias que suelen tener con el tipo de heridas, con gran pérdida de sangre, que causan las armas militares usadas con frecuencia por terroristas.

"Por esa razón, los médicos civiles deben obtener entrenamiento en el tratamiento de heridas de disparos y explosiones", consideró el presidente de la asociación.

El cirujano Olivier Barbier, del Hospital militar Bégin, cerca de París, habló de la situación de los médicos franceses durante la serie de atentados terroristas del 13 de noviembre de 2015 en París, que causó más de 300 heridos, además de 129 muertes.

Recordó que de las 302 personas que sufrieron heridas muy graves, 45 fueron atendidas en el hospital Bégin y, de ellas, 22 tuvieron que ser operadas de urgencia.

"Rápidamente nos dimos cuenta de que estábamos ante el peor ataque desde la Segunda Guerra Mundial", dijo Barbier sobre ese atentado en Francia.

"Eso fue una aplicación civil de la medicina de guerra", prosiguió el experto.

"Los criterios claves en las primeras horas tras un atentado son el manejo de las funciones vitales de los pacientes, convocar a personal médico adicional y garantizar el acceso a todos los quirófanos", agregó.EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad