0

Revocan procesamiento de mandos de Aviación chilena por accidente de 2011

16 jun 2017
01h11
  • separator
  • comentarios

La justicia militar chilena revocó hoy en fallo unánime los procesamientos por cuasidelito de homicidio para cuatro altos mandos de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) en relación a un accidente aéreo que causó la muerte de 21 personas en septiembre de 2011, informaron fuentes judiciales.

La resolución favoreció a los generales retirados de la FACh, Luis Ili y Julio Frías, al coronel Guillermo Castro y al teniente coronel, también en retiro, César Pineda, quienes fueron acusados de incumplir los procedimientos establecidos por la institución.

La jueza especial Dobra Luksic procesó a los militares en enero de 2017 por presunta negligencia y por no cumplir con los protocolos en la preparación del CASA 212, que se accidentó en el archipiélago de Juan Fernández, el 2 de septiembre de 2011, entre cuyos ocupantes estaba Felipe Camiroaga, uno de los más populares animadores de la televisión chilena.

No obstante, durante el fallo se consideraron insuficientes los antecedentes para inculpar a los procesados por el delitos de cuasidelito de homicidio.

Tras la resolución solo aparecen como presuntos culpables del accidente los pilotos de la aeronave siniestrada, los tenientes Carolina Fernández y Juan Pablo Mallea, quienes fallecieron en la catástrofe.

El 2 de septiembre de 2011 y por causas que aún se intentan dilucidar, pero que al parecer están relacionadas con fuertes vientos cruzados que desestabilizaron la aeronave, el avión, un CASA 212 de la FACH, se estrelló en el mar tras un fallido intento de aterrizaje.

El suceso causó la muerte de todos sus ocupantes, lo que generó un gran impacto en la sociedad chilena.

El accidente ocurrió cuando los integrantes de un programa de Televisión Nacional (TVN), miembros de la fundación filantrópica "Levantemos Chile" y funcionarios del Ministerio de la Cultura viajaron al archipiélago para apoyar la reconstrucción de los daños causados por el terremoto del 27 de febrero de 2010.

El terremoto de magnitud 8,8 y un posterior tsunami, que afectó la zona centro y sur del país, dejó 526 muertos, más de 2.000 personas damnificadas y daños por unos 30.000 millones de dólares.EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad