2 eventos en vivo

Sin sospechosos en un mediático caso de desaparición de una joven en España

19 abr 2017
16h03
  • separator
  • comentarios

Un juzgado de La Coruña (noroeste) decidió hoy sobreseer el caso de la desaparición de la joven Diana Quer, uno de los más mediáticos de los últimos años en España, por no tener sospechosos contra los que dirigir actuaciones, aunque la investigación policial proseguirá.

Diana Quer desapareció en agosto de 2016, cuando tenía dieciocho años, durante las fiestas de una localidad gallega en la que pasaba las vacaciones desde niña.

La falta de noticias de relieve en ese momento y las circunstancias familiares de la joven llevaron su caso a las primeras páginas de los diarios e informativos españoles durante semanas y todavía es motivo frecuente de especulaciones.

El juzgado ha optado por el sobreseimiento (archivo) provisional de la causa y el levantamiento del secreto de sumario, aunque ve "necesaria la continuación de la investigación de la policía judicial".

El auto dictado por el juzgado de instrucción número uno de Ribeira expone que "no existen en el momento actual indicios suficientes para dirigir el presente procedimiento frente a persona alguna determinada", pese a que sí los hay de una posible desaparición no voluntaria de la chica.

En la actualidad siguen abiertas "varias líneas de investigación policial", según el documento judicial.

La pista de la joven se pierde a primeras horas de una madrugada de agosto cuando, según varios testigos, Diana se dirigía de regreso a su casa, procedente de las fiestas del pueblo.

Fue su madre la que dio la voz de alarma al día siguiente cuando vio que no había dormido en casa y desde entonces todas las pistas han conducido a un callejón sin salida, a pesar del despliegue de las fuerzas de seguridad.

Durante meses se han publicado datos aportados por supuestos testigos, muchas veces contradictorios e incluso la joven ha sido buscada en el extranjero, después de las sospechas de la madre de que podía estar en Estados Unidos.

Se trata de una joven de una familia acomodada, pero sus padres están separados desde hace años y mantienen una difícil relación que ha saltado a la prensa en ocasiones, para alimentar el morbo sobre el caso.

El juez instructor convocó hoy a los padres, Juan Carlos y Diana, para comunicarles el sobreseimiento provisional del caso y el final del secreto del sumario, algo que ha disgustado a ambos.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad