0

Músicos con necesidades especiales a campeonato mundial

31 mar 2017
20h27
actualizado a las 20h30
  • separator
  • comentarios

Han tocado en Disney World en Florida y marchado en el Desfile del Día de la Raza en Nueva York. Ahora la banda FREE Players Drum Corps se dispone a viajar al campeonato mundial del 2018 en Indianápolis.

En esta foto del 22 de marzo del 2017, una integrante de la banda FREE Players Drum Corps ensaya una rutina con otros percusionistas en Old Bethpage, Nueva York. La banda de 65 miembros está completamente integrada por adultos con discapacidades intelectuales y físicas. Ha tocado en Disney World y marchado en el Desfile del Día de la Raza en Nueva York. Ahora se prepara para asistir en 2018 a un campeonato mundial en Indianápolis.
En esta foto del 22 de marzo del 2017, una integrante de la banda FREE Players Drum Corps ensaya una rutina con otros percusionistas en Old Bethpage, Nueva York. La banda de 65 miembros está completamente integrada por adultos con discapacidades intelectuales y físicas. Ha tocado en Disney World y marchado en el Desfile del Día de la Raza en Nueva York. Ahora se prepara para asistir en 2018 a un campeonato mundial en Indianápolis.
Foto: AP Foto/Julie Jacobson / AP

Pero lo que diferencia a este grupo de marchistas, bastoneros, bateristas y otros músicos es que está totalmente compuesto por adultos con discapacidades intelectuales y físicas.

La banda de 65 miembros, con sede en los suburbios de Long Island, fue fundada en el 2010 por un especialista musical de Family Residences and Essential Enterprises Inc., una organización basada en Nueva York que sirve a 4.000 personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo, enfermedades mentales o lesiones cerebrales, y cuyas iniciales le dan su nombre.

Hoy incluye una línea de percusión, una escolta de abanderados, y un ensamble de guitarristas, tecladistas y otros instrumentistas. Una sección de metales e instrumentos de viento se añadirá este año. Los miembros de la banda tienen discapacidades entre ligeras y moderadas, e incluyen a algunos en el espectro autista. Algunos son invidentes. Otros están en sillas de ruedas.

"Este grupo es como mi familia", dijo el baterista de 33 años Michael Brennan, quien tiene síndrome de Down y una enfermedad convulsiva. "Me siento muy honrado y orgulloso porque finalmente puedo abrirme y decirle a la gente que este soy yo, soy único. Cuando estoy tocando mi redoblante, ellos ven el éxito que estoy teniendo".

En un ensayo reciente, una pista del fundador de la banda Brian Calhoun hizo que los tambores tronaran por todo un pequeño gimnasio en Old Bethpage. Músicos con redoblantes y bombos marchaban en distintas formaciones.

El día previo había sido el ensayo de la escolta, que ondeaba coloridas banderas, mientras otros en formación maniobraban con bastones.

Calhoun, exbaterista de una banda de rock, comenzó con solo cinco estudiantes que aprendieron los rudimentos de la percusión usando almohadillas de goma.

"Soy un músico algo ostentoso, y a ellos realmente les gustaron mis trucos con las baquetas", dijo de sus primeros alumnos, a los que calificó como receptivos y entusiastas. "Entendían cosas que eran difíciles".

En un año cinco miembros pasaron a ser 15, y uno o dos años después un mayor grupo de percusionistas fue suplementado por la escolta de las banderas.

Para el 2013, la banda recibió una invitación para tocar en Disney World. Y en 2014 tocó en una exhibición ante más de 10.000 personas en un evento de Winter Guard International en Dayton, Ohio.

"La respuesta fue increíble", dijo Calhoun. La exposición ayudó a conseguir patrocinios de compañías de baterías y la adquisición de los uniformes oficiales, señaló.

Luego que FREE Players tocó en el 2015 en una exhibición en Allentown, Pennsylvania, la banda fue invitada a actuar en el campeonato mundial Drum Corps International el próximo año en Indianápolis.

"Fueron recibidos con tanto afecto por el público que tenía sentido", dijo el director ejecutivo de Drum Corps International, Dan Acheson. "Lo que los hace especial es la alegría que transmiten cuando actúan".

El viaje a Indianápolis le costará a la banda 65.000 dólares, en parte porque necesita llevar consigo personal de apoyo y médico, algo de lo que una banda tradicional no tiene que preocuparse, dijo Calhoun. Una campaña de recaudación de fondos está en curso en Go-Fund Me.

Kathleen Brennan habló con entusiasmo de los cambios que ha visto en su hijo Michael desde que éste se unió al cuerpo de percusionistas hace varios años.

"Tiene una seguridad tremenda y ha florecido extremadamente bien", dijo. "Ellos entienden a estos chicos. El impacto en la vida de mi hijo ha sido impresionante".

Calhoun dijo que su grupo de adultos "distintamente capacitados", que incluye desde veinteañeros hasta cincuentones, también le ha cambiado a él la vida.

Contó que a veces tiene que secarse las lágrimas tras escuchar a la audiencia vitoreando.

"Son como todo el mundo, eso es lo más grande. Son extremadamente apasionados. Son los músicos más honestos, preocupados y apasionados a los que he tenido el privilegio de enseñar en toda mi vida", dijo. "Se llevan sus instrumentos a casa y practican todos los días y siempre se esfuerzan por ir tan lejos como pueden".

___

Frank Eltman está en Twitter como @feltman41.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad