0

El Real Madrid, primer equipo que firma siete semifinales consecutivas

18 abr 2017
23h48
  • separator
  • comentarios

El Real Madrid se convirtió en el primer equipo en la historia de la Liga de Campeones que accede por séptima temporada consecutiva a las semifinales, tras eliminar hoy en la prórroga al Bayern Múnich alemán (4-2), al que había derrotado en la ida en el Allianz Arena por 1-2.

Desde la etapa del portugués Jose Mourinho, con tres semifinales, las dos campañas del italiano Carlo Ancelotti y las dos con el francés Zinedine Zidane en el banquillo, no ha faltado el equipo blanco a su cita con el penúltimo peldaño de la máxima competición continental.

Será la vigésima octava ocasión que el Real Madrid disputa las semifinales de la competición más prestigiosa de clubes, en la que ostenta el récord de títulos con once.

Mourinho puso fin a la maldición de octavos de final en la que estuvo sumido el Real Madrid durante seis temporadas consecutivas y devolvió al conjunto madridista el prestigio perdido en Europa con tres semifinales en sus tres años en el banquillo, aunque no las superó nunca al caer ante el Barcelona, el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund.

Ancelotti, en su primer curso, mantuvo la clasificación a semifinales y condujo al Real Madrid a la conquista de su décima Copa de Europa, en Lisboa ante el Atlético de Madrid.

En su segunda campaña volvió a estar en semifinales, pero no pudo repetir plaza en la final porque se lo impidió el Juventus, ante el que perdió en Turín por 2-1 e igualó en el Bernabéu a uno.

Zidane, que relevó a Rafa Benítez en el banquillo blanco, alcanzó la gloria europea como técnico. El pasado año estuvo al borde del k.o. en los cuartos al caer en Wolfsburgo por 2-0, pero en la vuelta, con un Cristiano Ronaldo excelso, remontó con un 3-0.

En semifinales se encontró con el Manchester City, al que superó para jugarse el título en Milán de nuevo ante el Atlético de Madrid. La tanda de penaltis condujo al equipo blanco a su undécima corona continental

En esta oportunidad, el equipo de Zidane venció en la capital de Baviera por 1-2 y en la vuelta sufrió hasta que el Bayern se quedó en inferioridad numérica por la expulsión de Arturo Vidal. Un triplete de Cristiano Ronaldo impulsó al Real Madrid al 4-2.

El Real Madrid alcanzó cinco semifinales consecutivas en las primeras ediciones de la Copa de Europa, que fueron a parar a sus vitrinas. El Barcelona fue el primer equipo en eliminarle, en los octavos de la temporada 1960-61.

La campaña siguiente volvió a disputar la final tras superar en semifinales al Standard Lieja belga, pero cayó en Amsterdam contra el Benfica, que revalidó el título, y en la edición 1963-64 volvió a plantarse en la lucha por la corona después de superar al Zúrich, pero el Inter le venció en Viena por 3-1.

Se tomó la revancha el Real Madrid en la temporada 1965-66, en la que eliminó al Inter en la semifinal y alcanzó el sexto título en Bruselas contra el Partizan de Belgrado (2-1).

Al año siguiente, el Inter le devolvió la moneda al equipo madridista, al que superó en los cuartos, y en la Copa de Europa 1967-68 derrotó al Sparta de Praga para encontrarse en semifinales con el Manchester United, que a la postre fue el campeón.

Comenzó una época de sequía para el Real Madrid, que no retornó a una semifinal hasta la edición 1972-73, pero no pudo con el todopoderoso Ajax, que se hizo con su tercera corona consecutiva.

Tres campañas después, en la 1975-76, tampoco pudo en semifinales con un Bayern Múnich que sumaría su tercer título seguido, y en la 1979-80, cuya final se disputaba en el Santiago Bernabéu, sucumbió en el penúltimo peldaño ante el Hamburgo germano, que en el encuentro decisivo perdió frente al Nottingham inglés, ganador por segundo año consecutivo.

En la edición siguiente, el Real Madrid de Vujadin Boskov accedió de nuevo a la final tras apear a Honved, Spartak Moscú e Inter, pero en París no pudo con el Liverpool, que ganó por 1-0 con gol de Alan Kennedy

El Bayern Múnich, que luego caería en la final ante el Oporto, fue su verdugo en la semifinal de la campaña 1986-87 después de haber superado una tremenda eliminatoria de cuartos al Estrella Roja, y en la 1987-88 cayó de nuevo aquella Quinta del Buitre en el penúltimo tramo ante el PSV Eindhoven por el mayor valor de los goles en campo contrario.

El gran Milán de Arrigo Sacchi se ensañó con el equipo madridista en la semifinal de la siguiente campaña con el 5-0 en el Giuseppe Meazza, y ya no volvería a estas alturas hasta la temporada 1997-98, cuando se deshizo en cuartos del Bayer Leverkusen, en semifinales del Borussia Dortmund y en la final acabó con su travesía por el desierto con la séptima corona, al ganar por 1-0 al Juventus de Zidane con un gol de Pedja Mijatovic.

El Bayern, que luego acabaría haciéndose con el título ante el Valencia, cortó al año siguiente la andadura blanca en la semifinal, pero una edición después, ya con Zidane en la casa blanca, el equipo que dirigía Vicente del Bosque logró el octavo título tras acabar con el cuadro bávaro en cuartos y el Barcelona en semifinales. En la final, en París, se impuso al Valencia por un contundente 3-0.

El Juventus frenó de nuevo al Real Madrid en las semifinales de la campaña siguiente, el Mónaco, con el exmadridista Fernando Morientes al frente, le sorprendió en cuartos en 2004 y ya el Real Madrid no volvió a visitar estas instancias hasta esta década con Mourinho, que no consiguió lo que Ancelotti y Zidane han logrado.

EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad